Formas sin límites: los radiadores Zehnder encajan siempre

El hogar de cada cliente se convierte en un espacio habitable diseñado de forma individual para ser un refugio muy personal. De esta manera la planificación de las cuatro paredes deja de estar limitada por la sutil geometría. Un constructor seguro de sí mismo desea enfrentarse a planos básicos variables, con formas interiores y exteriores individuales, con voladizos, vigas maestras y galerías. Zehnder le ofrece radiadores a medida: acabados especiales a medida, curvos, con múltiples ángulos, etc. 

Los radiadores curvos de Zehnder se emplean como elementos decorativos. Curvas u ondas: los acabados especiales se adaptan a la perfección.

En los espacios abuhardillados escasea el espacio donde colocar muebles. Resulta muy práctico, por lo tanto, poder colocar el radiador bajo la inclinación del techo. 

Las esquinas y los ángulos no suponen ningún problema gracias a los acabados especiales de Zehnder. 

Zehnder hace posible que las barandillas de las escaleras sean radiadores. Fabricados en segmentos curvos o en ángulo són prácticos y proporcionan bienestar. 

La manera en que vivimos provoca nuevas ideas arquitectónicas. El baño se abre al dormitorio y la cocina se convierte en cocina-comedor y sala de estar. Los radiadores adquieren nuevos cometidos. Como separadores de ambientes, dejan pasar la luz y el espacio no pierde sensación de amplitud. 

Hoy en día se piden soluciones cada vez más cómodas y realizadas a medida. Zehnder fabrica radiadores con regulador de temperatura a una altura muy cómoda de manipular, para que el calor deseado sea accesible con una sola mano y sin levantarse.