Comparativa de sistemas

En la siguiente animación se comparan desde el punto de vista energético sistemas radiantes y sistemas de calefacción por aire.

Calefacción de naves mediante techo radiante

Calefacción de naves mediante techo radiante

Calefacción de naves mediante sistemas de calefacción por aire

Calefacción de naves mediante sistemas de calefacción por aire

Las placas radiantes dispuestas de forma uniforme en el techo consiguen un ambiente perfecto y naturalmente agradable. El calor se reparte de forma proporcional por toda la superficie.

Primero: cuando calentamos con techo radiante, la temperatura del aire del espacio es inferior, manteniendo la misma sensación térmica. Consecuencia: la pérdida de calor se reduce debido a la menor diferencia entre la temperatura ambiente y la temperatura exterior.

Segundo: mientras que, p. ej., con las calefacciones por aire, el aire caliente asciende, el techo radiante genera el calor en el mismo lugar en el que se produce la radiación (superficies). De este modo se consigue una distribución más uniforme de la temperatura por toda la altura del espacio, reduciendo así considerablemente el consumo energético.

Ventajas y beneficios

Con los techos radiantes es posible reducir los costes energéticos en más de un 40%.

En comparación con otros sistemas, Zehnder ZBN consigue un ahorro energético del 44,5%.

 

El ambiente interior de la vivienda afecta mucho el bienestar general.

Los techos radiantes no provocan corrientes de aire y, por consiguiente, no mueven el polvo. 

La calefacción por techo radiante es idónea para naves de grandes dimensiones.