Higiene

Pasamos aproximadamente tres cuartas partes de nuestras vidas dentro de edificios: en casa, en el trabajo, durante el tiempo libre. Por tanto, sabemos que el ambiente interior (temperatura y calidad del aire) afecta mucho a nuestro bienestar general.

Ventajas

  • No hay dispersión de polvo, lo que es una ventaja para las personas alérgicas
  • Se reducen los costes de limpieza de su edificio
  • No hay riesgo de explosión de polvo (p. ej., en carpinterías, panaderías)

Otro punto importante que influye en el confort es la higiene en los edificios. Los sistemas de calefacción por aire dispersan el polvo y lo reparten por todo el edificio. Por el contrario, los techos radiantes son una solución limpia ya que no provocan corrientes de aire y, por consiguiente, no mueven el polvo.

Esto no sólo es una gran ventaja para las personas alérgicas. También lo es para quienes trabajan en ambientes cargados de polvo (como carpinterías) o en exposiciones (showrooms). Los gastos de limpieza de los edificios también se reducen considerablemente.

Ventajas y beneficios

Con los techos radiantes es posible reducir los costes energéticos en más de un 40%.

Calefacción de naves mediante techo radiante

Calefacción de naves mediante techo radiante

Calefacción de naves mediante sistemas de calefacción por aire

Calefacción de naves mediante sistemas de calefacción por aire

Ya en la comparativa directa entre sistemas por aire convencionales y sistemas por radiación se aprecia claramente un gran ahorro energético.

En comparación con otros sistemas, Zehnder ZBN consigue un ahorro energético del 44,5%.

 

El ambiente interior de la vivienda afecta mucho el bienestar general.

La calefacción por techo radiante es idónea para naves de grandes dimensiones.